viernes, 27 de noviembre de 2015

¡¡ADIÓS OTOÑO, ADIÓS!!



Visión
Has cruzado los cielos con tu rayo de oro
y has barrido la tierra cubierta de hojarasca.
¡Vendaval de tu paso implacable y seguro
polvareda tupida que te esconde y ampara!
Algunos te han sentido; quizá los moribundos
y los niños que miran con nitidez de espada.....
Ahora llueve y sabemos que pasaste muy cerca.
La brisa que has alzado se enreda a mi garganta.
Di, ¿por qué nos rozaste sin nombrarnos siquiera?
¿Temiste que la angustia de la pasión humana
te obligase otra vez a ofrendarnos la vida,
a echarnos nuevamente tu luz crucificada?.
Los árboles te vieron: un dulce escalofrío
recorre todavía el lomo de sus ramas.
Pero has atravesado el mundo sin mirarme.
Dí, ¿por qué me esquivaste cuando yo te esperaba?

Ernestina de Champourcin